domingo, 20 de abril de 2008

VIOLENCIA



¡ Yo te he visto ¡ yo te he visto caminar desganada y cansada por todos aquellos pasillos de la muerte, yo te he visto saltando de ironía y calcomiendo muchos senderos en la vida, enlutando de sangre a campos enteros, haciéndonos vivir el velorio completo junto a sus 9 noches.

¡ Yo te he visto ¡ yo te he visto arrancándole el alma indespiadadamente a muchas naciones, a muchas uniones, también es cierto que te he visto haciendo pactos con todos aquellos que se engríen, que se jactan de la envidia y del egoísmo que mata corazones, y no menos que eso, porque las eliminas, las falseas, y las destierras con rencor, ¡ pero como no! si eres tu misma quien te inyectas con dolor.

Pero solo déjame decirte una cosa con gran exaltación:

puedes esconderte en lo mas hondo del terror,

puedes aliarte incluso con el de mal sabor,

pero ya estás acabada, ya estás desgastada,

y solo basta que te desplomes con una ráfaga de valor;

Porque óyelo bien, tu también has visto la esperanza y la ilusión de seguir luchando que tienen los hijos del Señor,

tu también has visto la fatiga incansable y los pasos cuarteados de aquel que se dona en el crisol;

caminante que avanza sin temor, caminante que se abre surcos entre la maleza del horror, para seguir llevando la voz del clamor, despertando y animando la fuerza misteriosa que es el AMOR.

ESCRITO POR: RODOLFO DE JESÚS CHAVEZ MERCADO.

No hay comentarios: