domingo, 13 de julio de 2008

A TI CAMPENSINO







Aun puedo ver tus pasos por las campiñas de la vida,
puedo notar tus grandes manos moldeadas por el hacha, el machete, o el azadón; tus pies que avanzan recorriendo cada centímetro de tierra colocando en lo mas profundo de sus entrañas una semilla de sueños, esperanzas e ilusión.
cada día la riegas, la abrazas con el calor de tu sudor y le brindas descanso con la sombra de tus labores... ¿ A donde avanzan tus pasos de hormiga en acción ? a darle la tierna mirada a una tierra que aun está en calor, gestando la vida y dando forma a un semilla que en ella se plantó; por eso la riego, la adorno con la delicadeza que se tiene al cortar una flor y le madrugo para darle la palabra de animo y atención...
ya marcha el tiempo y aun sigues desvelándote por el que duerme a montón, y hasta por aquel que también trabaja pero no en tu misión... ya veo los frutos, que gran emoción, pero aun mejor me alegro por aquel que también sentirá su sabor, palpara su textura y saciará su gran corazón; todo se lo debo a ese gran Señor que me silba día a día, desde muy temprano como un despertador: animo y levántate a iniciar tu labor, miles de almas esperan con ansia los frutos de tu labor.
Y yo, solo espero mi Dios y Señor, que entendamos el misterio de la vida, tu actuar en cada hermano y darte gracias por todo lo que llega que a nuestra mesa, por culpa de un campesino que escuchó tu afán de dar amor.

(RODOLFO)

No hay comentarios: