viernes, 8 de octubre de 2010

CUÁL ES EL VERDADERO SENTIDO DE CONVIVIR… ¿PARA QUÉ? (FRA RODOLFO DE JESÙS O. CARM)


Dios desde el principio ha considerado en su plan divino toda la humanidad como una unidad, una sola familia en la que Él es el Padre de todos y ha querido por lo tanto, que todos los hombres nos llamáramos hermanos. De hecho, si el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios está llamado a establecer una comunión de vida con Él y con los demás. Dios al momento que ha creado al hombre y la mujer, los ha creado con la exigencia de una comunidad en la cual se puedan realizar plenamente. De hecho, la conciencia de un “Yo” nace en la confrontación con un “Tú”, es decir el hombre parte del dato original de una alteridad, de la relación con los demás y en la diferenciación con ellos. En otras palabras, el hombre se realiza plenamente cuando se dona, y en cuanto pone su centro fuera de sí mismo. 
En todos los ámbitos de su vida, el hombre necesita recibir de los otros no menos de lo que tiene que dar, para ser parte de una comunidad en la que comparte su propio bien para servir a los demás. El hombre no se puede cerrar en una dinámica egoísta, ya que esto iría en contra de su propia naturaleza, más bien por el poder del amor en Jesús y guiados por el Espíritu Santo el hombre tiene que abrirse a una  comunión con los demás creando un ambiente de vida fraterna que pueda ser favorable para su propio crecimiento en el amor, “Que entre ustedes el amor fraterno sea verdadero cariño, y adelántense al otro en el respeto mutuo” (Rom. 12:10). Por lo tanto, sólo en la apertura a la comunidad el hombre es capaz de crecer y meter en evidencia su identidad social como imagen de Aquel que es comunión en el amor.


 Dios no creo una tierra dividida, toda la creación es un mundo en armonía, es todo uno en el cual el hombre puede vivir también con las otras creaturas. Entonces en este sentido el mundo no fue creado sólo para el hombre y vivir con sus semejantes, sino también para la convivencia con toda la creación. 

Recordemos que en el marco de todos los seis días Dios vio que todo lo  que habia creado era bueno (Gn 1,3.10.12.18.21.25.31) y por tal motivo descansó. Pero ojo a los que se valen de esto para solo perecear. El descanso de Dios es la contemplación de su trabajo, no es un ocio. Es la admiración de su trabajo. Por tanto nos quiere decir que el trabajo no tiene un valor absoluto al punto de esclavizarnos. Más bien nuestro trabajo, encuentra sentido cuando somos capaces de contemplarlo, santificarlo y reconocer que tiene un limite en cuanto nuestro único salvador es Dios y no nuestro propio esfuerzo humano.
Por otra parte, Dios no ha querido una humanidad dividida en la cual el uno hace a menos del otro, más bien una comunidad de vida donde predomine el amor signo del bien común para toda la familia humana. 


Leyendo todo esto, entonces ¿por qué nosotros mismos nos hemos encargado de destruir nuestro mundo, nos hemos dedicado a desacreditar nuestro valor de hermanos y hermanas, el cual se nos ha dado desde el principio por nuestro Padre Creador y artífice de la vida? Estamos invitados a preguntarnos y a responder con nuestros actos.
Como dice nuestro santo carmelita San Juan de la cruz: “A la tarde de la vida, nos examinarán en el amor” justo aquel amor que nos ha sido regalado. ¿Como lo estamos viviendo? ¿Somos forjadores de paz y de amor para nuestros pueblos, para nuestras familias? Como se dice en Italiano: Pensiamoci bene.

(Espero se pueda entender. Es síntesis de una parte de mi tesis de bachillerato en teología. Escrita en Italiano claro está) Las imagenes son tomadas de Internet.
Con un fraternal abrazo. Fray Rodolfo de Jesús. O. Carm





12 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

BUENOS DIAS FRAY RODOLFO:

ENHORABUENA POR ESTA ENTRADA, SOBRE LA CONVIVENCIA.

SI SIGUIERAMOS LOS MANDAMIENTOS TODO SERIA MÁS FACIL.

RECIBE UN ABRAZO FRATERNO, Montserrat

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Monserrat.
Gracias por tu comentario. Te mando tambièn un fuerte abrazo fraterno.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo Rodolfo de Jesús:
Hermoso y alentador tu trabajo, amigo; ciertamente me gustó, gracias por compartirlo.
Sí, en mi país se dice igual y es para mí un privilegio divino el hallar personas que compartan nombre conmigo, pues así estamos menos solo.
Abrazos fraternos, Rodolfo, y gracias.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola tocayo. Permiteme llamarte asì. Saludos.
Gracias por tu comentario y estoy muy contento de que guste mi trabajo. Sobre todo a personas como tù que como muchos trabajan por la paz, la esperanza y regalan a este mundo con su esfuerzo un granito de arena que dìa a dìa con nuestro esmero fortaleza en Dios va creciendo en tolerancia, respeto y sobre todo en amor fraterno para crear un mundo màs justo y humano.
Saludos y un fuerte abrazo.

Balovega dijo...

Hola..

Hoy es un buen día para convivir, convivamos siempre.. Un abrazo de buen fin de semana

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Balovega... Saludos.
Un grande abrazo. Gracias por los deseos. Y te deseo tambièn un buen fin de semana. Dios te bendiga.

Julio dijo...

Respeto tu punto de vista, pero el proselitismo es algo consustancial a la religión y no puedo con eso. De todas formas, es un artículo lleno de buenas intenciones, y eso cuenta. Un abrazo.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Julio. Saludos.
Gracias por tu comentario, pero si ves mi blog es dedicado ùnica y absolutamente a compartir mi experiencia como religioso Carmelita. Como Cristiano Catòlico. Yo tampoco estoy de acuerdo con el proselitismo y mucho menos hago proselitismo. Solo comparto desde mi experiencia lo que es la convivencia.
Dios nos ha creado con un don maravilloso que es la libertad. Por tal motivo cada persona es libre dentro de lo justo. "No hagas a nadie lo que no quieres que te hagan". El respeto mutuo es el garante que nos hace màs hermanos.

Senovilla dijo...

Un gran aporte para un día muy especial, gracias por volcarte con Convivencia.


Un abrazo muy agradecido

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Senovilla.
Un fuerte abrazo.
Con gusto. Que lindo serìa si todos puedieramos compartir con amor y fraternidad las cosas que nos hacen crecer en la vida. Ideas, poemas, comentarios, teatro sobre la vida, la amistad, la fraternidad, la paz etc... y cada cosa creativa que nos lleve a decir al otro: Esto lo comparto contigo, sè que algùn dìa podràs tu tambièn compartirlo con aquellos que tambièn lo necesitan.
Con aprecio Fra Rodolfo de Jesùs. O.Carm

Olga i Carles dijo...

Fantástico post.
El arte de la buena convivéncia es siempre "El nosotros"




Gracias por compartir.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Olga. Saludos.
Gracias por tu comentario.
Te mando un fuerte abrazo y pidamos a la vida que cada dìa nos permita salir màs de nuestro "Yo" egoista para entregarnos màs a una dinamica de fraternidad en donde el "otro" es aquella persona que me ayuda en el camino. "Un hombre es uno solo y es dura la vida., dos juntos caminando avanzan mejor. Un hombre sin amigos està sin apoyo y para ssotenerse hacen falta dos" (Cancion: De dos en dos)
Con aprecio: Fra Rodolfo de Jesùs. O.Carm