miércoles, 6 de octubre de 2010

JUEGA CONMIGO (PAZ Y FRATERNIDAD)


Te hago una invitaciòn: a que juegues conmigo y corramos juntas por todos los campos sembrando semillas de amor, cubriendo con tonos suaves y càlidos colores el cielo que cobija cada pueblo y cada corazòn.

Vayamos juntas a la cima de los montes y proclamemos a viva voz: "Inunda Señor con tu fuerza y armonìa el obra de cada dìa, la esperanza cierta de conseguir el pan cotidiano y la necesidad que se tiene de descubrir algo nuevo en cada aurora de la vida".

Abracemos juntas la niñez embellecida, pero tambièn las caras sucias y maltratadas por el desprecio de la envidia; cubramos los pies arruinados de todos aquellos que vagan por la existencia, y enjuguemos las lagrimas de aquel que llora a escondidas.

Juguemos en los recreos de los hombres y mujeres que descanzan, por el afàn de sembrar la paz, la esperanza y la justicia, y embriaguèmonos con la dulzura de la labor de la gente sencilla.


Animo amiga mìa! Aùn nos falta por levantar el estandarte de jùbilo, que irradie su luz conducida por el alba, y penetre en el alma de cada morador de la hermandad... 

Un ùltimo paseo: quedèmonos derramàndonos y explorando las cimas mortales de aquel que lucha para seguir trasformando y colmado de la Gracia Divina a todos sus hermanos y hermanas. (Escrito por Fra Rodolfo)

En vista del Evangelio de Hoy:
Evangelio según San Lucas 11,1-4.
Un día, Jesús estaba orando en cierto lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: "Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos".
El les dijo entonces: "Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino;
danos cada día nuestro pan cotidiano;
perdona nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a aquellos que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación". 
Quiero compartir con ustedes este video: Padre nuestro de Oki Doki (Colombia) http://www.youtube.com/watch?v=_fTjp4RsAcQ. Clicate el link o simplemente cliclen el espacio Youtube

2 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

PADRE NUESTRO ABRE LOS CIELOS PARA QUE CAIGAN SEMILLAS DE TI.

ES UNA ENTRADA PRECIOSA, QUE ME HA LLEGADO AL CORAZÓN. UN ABRAZO, Montserrat

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Monserrat. Eso es: Padre nuestro, somos muchos los que te pedimos que se siga derramando tu divina misericordia sobre la tierra. Colma todos los corazones de nostros los hombres y de todas las mujeres con esa semilla de esperanza que cuando crece se convierte en àrbol de paz.
La paz Padre nuestro. Es una gran voz que siempre levantamos a tì, que màs que una simple agonìa que se grita desesperados, es una plegaria que levantamos como estandarte de fraternidad. Es eso Padre nuestro, que seamos màs hermanos, que seamos capaz de encontrar en cada rosto esa Divina Imagen que tu haz impreso en nostros tus hijos e hijas.

Padre nuestro: te lo pedimos. Haz que en los hombes y mujeres renasca el amor.