jueves, 21 de octubre de 2010

UNA CARTA PARA MI PADRE...

Hola a todos y todas. Les mando un fuerte abrazo.
Esta semana he empezado mis clases en la Universidad Gregoriana por tal motivo es muy poco el tiempo que podré compartir con todos y todas ustedes.
Pero hoy les presento otro de mis simples escritos del alma, que he titulado: Una carta para mi padre.
La dedico a todos ustedes Padres y ¿por qué no? a  Madres.
Espero les guste.



Pocas fueron las veces que me viste correr por el barro blando que se formaba con los charcos que dejaba la lluvia sobre la arena, apenas suave y virgen de mi barrio.

Creo que te puedes imaginar cada sonrisa afable que dibujaba mi boca por cada acontecimiento que me arrullaba y hacia reír. Solía correr tras el viento con la intención de atrapar cada silbido de vida entre mis manos, y jugar con ellos formando un torbellino de alegría que arrasara con todo aquello que dolía y formaba gotas de agua triste dentro de mis ojos de niño.

Cuando caía y sentía un profundo malestar en mi cuerpo, acompañado por la sensación de un mal gesto en mi cara y la fuerza brutal de romper en llanto, sabia de inmediato que me había hecho daño, pero allí estabas tú para aliviarme y secar con tus ásperas, pero a la vez suaves manos, las gotas que emergían no sólo por el dolor, sino también por la emoción de sentir cercano tu corazón. 

Qué emoción tan hermosa y volcánica , cuando se sienten nacer dentro de ti, huellas de verdadero cariño y afecto humano, por todo aquello que te hace sentir querido. Solía encontrar en ti, los regaños y pencazos que enrojecían mi débil cuerpo, y que se alentaba con tan sólo un abrazo y un beso de tu parte; pero también la sonrisa, el claro brillo de tus ojos y sentía la vibración de tu corazón que penetraba junto al mío y se fundían en amor de padre a hijo.

El ver tus manos callosas y tus pies cansados de tanto trabajar, me han hecho comprender que existe algo en la vida, que movido por ese misterio amoroso que es Dios mismo, es algo que ilumina tus sueños y esperanzas de ser mejor cada día, y es la gracia de elevar hasta la máxima expresión de victoria, la dignidad que engrandece tus pasos, y en común, la que forma en valores de vida cristiana nuestros corazones. Gracias Señor por mi familia.

 Escrita con aprecio por: Fra Rodolfo de Jesús O.Carm 
 (Es la segunda vez que la publico en este blog)

(La imagen es tomada de la red) 

5 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

HOLA FRA.RODOLFO DE JESÚS

EN ESTOS MOMENTOS TE ESTOY LEYENDO Y DE MIS OJOS BROTAN LÁGRIMAS DE EMOCIÓN.

ES UNA BELLISIMA CARTA DE HOMENAJE A TU PADRE.
¡QUE DIOS TE BENDIGA!

Montserrat

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Monserrat.
Gracias por el comentario y doy gracias a Dios por mi familia. Pido a Dios tambièn por la tuya para que siga regalandoles la dicha, el amor y la esperanza de seguir adelante.

Dios te bendiga y un fuerte abrazo.

Con aprecio Fra Rodolfo de jesùs O.Carm

Olga i Carles dijo...

Gran homenaje a quien puso su semilla para que pudieras nacer...
Gran gratitud a quien desde niño estrechó tu mano dandote la confianza merecida de tu sana inocéncia.
Gran amor y generosidad con reveréncia a este ser que siempre a tu lado está.


Un fuerte abrazo.
Gracias por compartir ese bello regalo quie surge de la espontaniedad de un niño feliz.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Olga.
Saludos tambièn para ti.
Pido a Dios para que todo padre y madre sea capaz de trasmitir cada dìa amor, felicidad y sean en grado de acompañar a cada uno de sus hijos e hijas en el camino de la vida. Despuès, tendràn la oportunidad de saber si todo aquello que han sembrado en la tierra fertil de sus hijos e hijas darà buenos frutos para la buena calidad de una mejor sociedad.

Lo que comparto no es por razòn de ser un joven que ha tenido toda buena experiencia en familia. Lo comparto solo porquè gracias a Dios he sabido extraer aunque de los malos momentos, crisis y desventajas como en "toda familia" las cosas buenas y ver esa misericordia de Dios para mi vida.

Con aprecio Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm.

MA dijo...

Hola bello escrito a un padre o a una madre , a los dos seres que a lo larga de nuestra vida nos han arropado con amor en nuestro caminar.

Un abrazo de MA para ti.

Gracias por tu visita a mi blog.