martes, 20 de septiembre de 2011

CREI PERDER MI NOMBRE.


Fue sentir el mar agitado en medio
de la noche y creer que el mañana vería
gaviotas sin cielo.
Que la suavidad de la lluvia, cada vez
más cercana a mis lagrimas, ahogaria
el auxilio de mi aliento. Y, que la pista
de los animales que corren bajo este cielo
sería mi último silencio.
Fue pensar agonicamente mi destino e
invocar sin devoción el olvido.
Tanto así de  querer  perder mi nombre
y deshacerlo en lo agitado que percebian
mis sentidos.
Pero fue una noche sin aliento y no
un cielo sin aves.
Un mar que se agitaba, pero que no
conoció mi nombre.
 Imagenes de Internet.

Un fuerte abrazo y Dios les bendiga.
Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

22 comentarios:

gralba dijo...

Qué bien describes un momento de crisis.Pero siempre después de una tormenta, sale el sol! ¡Que el sol brille para ti!

Sil dijo...

wauuuuu, si algo me hacía falta, un amigo mio, hermanomio dice: "ACA DIJO"
Esto es en verdad lo que se siente en plena sensación de olvido, en una tristeza total y absoluta. Supiste poner en imagen y en palabras TODO.
Doy gracias a Dios que la vida siga, que tu vida siga, que mi vida siga, que la vida de todos siga.
Solo me queda decirte: GRACIAS

Isabel Alvarez dijo...

Hola Fra. Rodolfo.
Bello poema nacido de un mal sueño, donde la identidad se pierde hasta la llegada del nuevo día, en que el sol vuelve a brillar en todo su esplendor.
Dios le bendiga.

Poetiza dijo...

Hola, que bello poema lleno de sentires. Un placer leerte. Te dejo un beso, cuidate.

victoria dijo...

Esos momentos angustiosos pienso que cada ser humano e incluso mejor dicho ser viviente lo hemos pasado y sufrido
Al amanecer un nuevo camino se nos abre y vemos las gaviotas volar ,las golondrinas regresar y las flores en pleno apogeo
Gracias amigo por seguir con nosotr@s
Abrazos Victoria

victoria dijo...

En mi escondite de las golondrinas te dejo música de mi tierra y un hasta pronto

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Siempre existe esa pequeña "duda" o "crisis" en la vida monacal, en la juventud del hombre, lo mismo que también existe en todo ser humano, has reflejado muy bien el sentir de una persona que ama el Carmelo y a veces las lágrimas ahoga su pecho. Eres fuerte y superaras todas las pruebas divinas.
Te abrazo

Marina Fligueira dijo...

¡Bravo Fra Rodolfo! Es un poema muy sentido, bien medido bien elaborado. Es un placer leerlo.
Enhorabuena.
Está hecho un poeta, sigue en esa línea que vas muy bien.
Te dejo mi gratitud y un cálido abrazo. Se muy feliz.

lourdes dijo...

Tanto así de querer perder mi nombre Muchas veces el alma que busca a DIOS quiere perdese el ese olvido sólo escuchar la voz de aquel que conoce su nombre y que sólo sabe pronunciarlo de una manera distita que transforma la vida gracias por este compartir tan sencillo y profundo unidos en oración

Rosa Cáceres dijo...

La angustia vital en estado puro...
La nocha a veces trae estos temores íntimos y lacerantes.
Un saludo

Concha Signes dijo...

Felicitaciones por el bello poema y por la elección de las fotografías.
Confieso que lo que menos he leido es poesía, pero me estais aficionando a ella, me considero una buena lectora, aunque por este medio no este muy acostumbrada, soy mas de libro.
Un abrazo

Miguel de la T.P. dijo...

Apreciado Rodolfo, te felicito por tu poema, muy sentido, y muy trabajado. desde Jaén sur de España te mando un abrazo u te deseo una feliz semana

Darwin Bruno dijo...

Bonita poesía, llena de espiritualidad. -Hermoso espacio para caminar.- Dejas una linda huella en tu vida.-Vi el titulo de tu blog en "Poesías de Mau", enseguida entre aquí, porque esas palabras me parecieron a las de Santa Teresa de Jesús, siempre perseguí leer sus poesías.Me gusta mucho tu blog, seguiré visitándote con el permiso tuyo.Dios ilumine tu camino , te bendiga hermano y que este convulso mundo no te toque.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola fray Rodolfo, bonito poema, aún no hemos perdido el nombre, por más cosas que nos sucedan, llevamos una marca imborrable. Aún en plena noche oscura
Con ternura
Sor. Cecilia

Norma dijo...

Qué lindo lo que has escrito, realmente me ha emocionado. Gracias por publicarlo. Besosss

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, tocayo querido:
Muy bello el poema, me identifico con lo que tristemente expresa...
Abrazos y bendiciones a raudales, amigo, hermano y tocayo apreciado.

duendes dijo...

Ciao amico mio,
sei un grande poeta !!!
Che piacere venire a trovarti.
Sei bravo!.Grande bacio.

María dijo...

Me encanta el poema, y te felicito por tu manera de transmitir, nos llegan las palabras, y ese mar que se agita, es bellísimo.

Un beso.

María dijo...

Veo que estás por Facebook, acabo de invitarte.

Un beso.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Rodolfo, todo pasa, uno crece con esas agitaciones y olvidos del alma, crecer en el amor DUELE.
Con ternura
Sor.Cecilia

Olga i Carles dijo...

Gracias.
Nada se pierde, todo queda en el recuerdo y vuelve a la vida renovado.




Un abrazo.

Carmen Troncoso dijo...

Maravilloso poema, sublime Fra Rodolfo, un abrazo cariñoso,