domingo, 1 de enero de 2012

BENDICIONES



En el año que pasó seguramente para muchos en medio de las dificultades de la vida, de la crisis y de tantas otras cosas a través de las cuales nuestro horizonte cada vez se perdía entre las nubes grises, se han realizado millones o al menos un sueño que siempre guardábamos en nuestro corazón y que siempre poníamos en oración. Entonces, es motivo para dar gracias a Dios por tantas cosas logradas aunque si son solo cosas pequeñas; recuerda que el grano de mostaza crece tan alto hasta convertirse en un árbol precioso y robusto hasta regalar sombra y reposo a los pájaros del campo. 
Pero, 
desafortunadamente también para muchos otros sus sueños todavía no se han realizado por otros miles de inconvenientes, tal vez por falta de libertad, amor, de espacio, de posibilidades, de bienestar, salud, e incluso y no por dejarlo de último sea un motivo menor, de dinero. Sé que existen otros miles y miles de motivos, tal vez estas no sean las principales pero de una cosa estamos seguro y es que entran en la lista.

Es entonces cuando queremos que se renueven nuestras esperanzas, ya que no quedamos contentos y felices si solo para mi se han cumplido y alcanzado expectativas, queremos que todos y todas tengan las mismas oportunidades en la vida, la misma dignidad (dada por los hombres), que proclamen su poesía, que canten su 
melodía, que vivan y vivamos el mismo Diseño Original de nuestro Padre Dios y caminemos juntos en el amor, en la paz, la fraternidad, la misericordia, la solidaridad, la bondad, el afecto, que se alarguen nuestros brazos para acariciar al hermano, al vecino, al amigo, al mendigo, en definitiva a Jesús que asumió nuestra condición humana y eso quiere decir a Todos en este mundo, sin ninguna diferencia, totalmente ninguna porque todos estamos llamados a vivir la Salvación. 
Que en este nuevo año nuestras esperanzas de un mundo nuevo se renueven, pero decididos a despertar de ese otro sueño, del 
estar dormidos y sin asumir ningún compromiso, ninguna responsabilidad, ningún motivo para dar un paso adelante, y proclamando solo frases habituales que con el pasar de los años se repiten a cada final de año. 

Que la Bendición de Dios se extienda a cada uno y cada una de ustedes y de sus familias y que esta misma Bendición bien 
agarraditos de la dulce mano de María nuestra madre sea la que acompañe nuestro camino. 

Mis mas sinceras felicitaciones.

Fray 
Rodolfo de Jesús O.Carm



10 comentarios:

Sil dijo...

Gracias hermano de mi alma. Palabras muy acertadas y en las cuales me identifico con cada una. Te quiero Rodo y doy gracias a Dios que estés en mi camino y sigo mirando el cielo y los colores que jamás se me van de mis retinas y mi alma.
Te quiero Rodo de mi alma

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Fra. Rodolfo.
Muchas gracias por estas hermosas bendiciones.
¡FELIZ AÑO NUEVO!.
Un abrazo,Montserrat

María dijo...

Que Él nos ayude, sobre todo a los más necesitados.

Feliz año.

Besos

María dijo...

Ostras, borra lo de los besos que es la costumbre, jaja.

Un abrazo

María dijo...

Gracias por compartir tus letras, amigo, gracias por la paz que nos transmiten.


FELIZ AÑO 2012.

Un beso.

Duendes dijo...

Hola guapo,
espero haya pasado bien las fiestas...
y que sea cargadito de creatividad para este ano nuevo.besitos y muchas bendiciones .

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Mi querido amigo de Dios. te felicito por tu profesión Solemne. Me has hecho recordar la mía. Ciertamente que son momentos inolvidables.
Que Dios te bendiga y sea siempre tu Luz y camino
Con ternura
Sor.Cecilia

MA dijo...

Hola amigo Rodolfo, gracias mil por el sentir de tu alma y por tu port de bendiciones para este año nuevo 2012.
El mundo necesita estas bendiciones.

Un abrazo fraternal de MA.
El blog de MA.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Año de cambios, año de bienes.
Que la nueva construcción sea afín a los colores del alma celestial.



Un abrazo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Siempre tan hermosas tus palabras, llenas de esperanza, de fe, de futuro.
Espero que todo le vaya muy bien. Mi cordial saludo.