lunes, 23 de febrero de 2015

ALMA DE POETA



 (Para: Fray Rodolfo de Jesús)
Caminando en este mundo me crucé contigo un día
Te miré,  sonreías… tu alma siempre sonreía
Un mágico resplandor iluminada tu rostro
Un destello de cielo parpadeaba en tus ojos.

Como a pocas personas, te escuchaba y te creía
No por lo que dijeras, no por como hablaras
Más bien por lo que en medio de tantas palabras
Se te escapaba de pronto, algo que no decías
Y salía por tus poros y jugando te envolvía
Y se esparcía con dulzura en la historia de mis días.

Trataba de entender que cosa se escondía
Más allá del maestro, ¿un místico? ¿Un profeta?...
Hasta que en una tarde de luz azul y fría
Solo el brillo fugaz de una lágrima preciosa
Abrió tímidamente como en tierna agonía
Tu corazón ungido… y tu alma de poeta.

De: Hna Ruby Chamorro,

Dominica hija de Nuestra Señora de Nazareth


 Muchas gracias Hna, Dios la siga bendiciendo e iluminando su camino de consagrada. Yo seguiré orando por usted y siga contando con mi amistad. Su hermano en la fe.






9 comentarios:

J. R. Infante dijo...

Enhorabuena,Rodolfo. Es merecida la dedicatoria.
Un abrazo

Elio dijo...

Ottima questa poesia e grazie a te per averla pubblicata. Buon fine settimana.

Julia L. Pomposo dijo...

Bellas palabras que llegan de corazón a corazón.
Un cariñoso abrazo va de camino, ¡Atrápalo!

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Preciosa poesía.


Gracias.
Abrazos.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Preciosa poesía.


Gracias.
Abrazos.

Francisca Quintana Vega dijo...

Saludos, Fray Rodolfo...gracias por su visita a mi blog y por el comentario. Le pido disculpas por mis escasas visitas.Espero ponerme pronto al día. Me ha encantado el poema...merecido homenaje. Mi fraterno abrazo.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Sensibilidad exquisita.
Cuando los ojos vibran la respuesta es Luz.


Un Abrazo.

Fray Rodolfo de Jesús Chávez Mercado O.Carm dijo...

Gracias a todas y todos por sus comentarios y abrazos. Dios los bendiga.

Rayén dijo...

Hermoso poema.
Abrazos.