lunes, 5 de febrero de 2018

Solo polvo



Tan solo fui aquel que Él quiso escoger:
Le he preguntado a mis manos si ellas han obrado:
las encuentro vacías.
Mis pies no han llegado lejos, tampoco mis ojos
han alcanzado a contemplar
de la Gracia la inmensidad profunda.

Entonces, ¿por qué a mí? Yo me pregunto.
Por qué fijó su mirada en mi ser frágil;
Por qué me enseña su sonrisa, su misericordia.

Soy tan solo un hombre, pobre,
y se conmueve para hacer  que mi riqueza
sea su grandeza.

He sentido querer escapar muchas veces,
mas...no puedo;
he sentido que se acorta mi respiro,
y a la vez que expiro, me descubro
como brizna de polvo… migaja.

¿Por qué, entonces, me engrandece su mirada,

y lo sereno de su amor calma mi inquietud?

No hay comentarios: