sábado, 13 de noviembre de 2010

OLOR ESPERANZA...

Hola a todos y todas. Un fuerte abrazo.

13 de Noviembre 1985 - 13 de Noviembre 2010.

Colombia recuerda 25 años de la trajedia de Armero. 
Un pueblo arrazado por la furia de la naturaleza pero que todavia hoy lucha por la vida.

He querido dedicar estás simples palabras a Omayra Sanchez. Simbolo de la esperanza de Armero.


Eres memoria de un pueblo.
Esperanza que huele a eternidad
y suspiros que se elevan suavemente
como perfume grato.

En tus ojos se reflejan no solo
la agonía, sino también la ternura,
la valentia y el peso de dar continuidad
a una historia que no termina.
Una historia que sigue. Justamente
a paso lento y con lágrimas color sangre.

Omayra Sanchez, estandarte de un pueblo
que está bajo tus pies. ¡Tú rezas! ¡Tú cantas
a la vida! Tú eres símbolo de eternidad.

Escrito con aprecio por Fra Rodolfo de Jesús O.Carm

5 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Fra. Rodolfo.

Bella entrada a la Esperanza de un pueblo.

Un abrazo, Montserrat

EL AVE PEREGRINA dijo...

Hermoso homenaje le brindas a la pequeña Omayra, un poema que sale del
corazón. Gracias por recordarme-lo, con tu permiso añado:

Tus ojos clavados llevo
tu mano es pálida hiel
aferrada a ese madero
como el mismo Cristo fiel.

Ángel, que volaste al Cielo
con coraje y valentía
entre légamo atrapada
tu vida allí se extinguía.

Espero que desde el Cielo baje esa Esperanza, por la que abogas.

Un abrazo fraterno.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Buenos dias Monserrat

Gracias por tu comentario. La esperanza es la intensidad de la vida. Amarla es saber luchar eternamente.

Dios te bendiga y espero que estès bien.

Con afecto Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Ave. Un fuerte abrazo y buenos dìas.

Gracias por complementar con tu poema este gran homenaje que va màs allà de la letras. Nace del corazòn y como dice la poesia se eleva como perfume grato ese Cristo que como bien recuerdas,aferrado al madero entregò toda su vida por nuestra salvaciòn.

Omaya siga rezando y cantando por esa eterna vida que merecen todos los pueblos.

Con afecto Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

Olga i Carles dijo...

Un pueblo siempre es un pueblo desde las raíces a a la copa.
Los homenajes son sueño hecho realidad.




Un abrazo.