jueves, 5 de julio de 2012

MEMORIAS






Tengo escrita la suavidad de tus caricias
en una servilleta perfumada que guardo
en el libro de mis memorias.
No caí en cuenta que escribiendo cada letra,
me asfixiaba con pensamientos que van más
allá de una simple historia, y sentía una
sed profunda, hasta querer beber unas mismas
lágrimas derramadas por una fresca ilusión.
Que ninguno me pida explicaciones sobre
qué color asumió la tinta una vez mezclada
con la sal de la lluvia.
Que solo se enteren que mi alma mantendrá
bajo llave, aquel suspiro que solo yo en la
maternidad de la noche podré conmemorar.


5 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Buenas noches Fra. Rodolfo.
La belleza del Alma reflejada en tu Poema.
Que Dios te bendiga.
Un abrazo, Montserrat

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Unas carícias acordes a los perfumes de la Naturaleza.


Gracias.

Francisca Quintana Vega dijo...

Te has superado en este poema.Es precioso...espero que todo vaya bien. Que Dios le bendiga.

Marian dijo...

Precioso poema Fra. Rodolfo.
Dios te bendiga. ¡Muchas gracias!

Miguel de la Torre Padilla dijo...

Gracias Rodolfo por regalarnos poemas como este donde derrochas dotes de gran poeta, te felicito y deseo un estupendo dia de sábado. Desde Jaen un abrazo